Cuando piensas en el peso ideal ¿Cómo te sientes? ¿cuánto lo deseas?

Si las emociones que te sugiere ese pensamiento son negativas (frustración, fracaso, desaliento, reproche, rechazo, desánimo…) estás activando tus células para el desastre total.

Si por el contrario piensas en el peso ideal como algo positivo, enfocándote en lo que significa para ti haberlo conseguido: salud, alta autoestima, alegría, éxito… tus células te lo agradecerán y será un comienzo para conseguirlo.

Tus emociones te llevan a tomar acciones, muchas veces de modo inconsciente, y van creando hábitos. Estos se convierten en tu día a día, en tu realidad. ¿Estás feliz con tu vida actual? ¿O deseas hacer cambios?¿como, por ejemplo, tener y mantener el peso  ideal?

Sólo desearlo no es suficiente, voy a ponerte un ejemplo de como te activas en función de tu motivación.

Imagina por un momento que estás en una situación límite, donde tu vida corre peligro. Por ejemplo, estás perdida en el bosque y hace mucho frío, podrías morir por congelación. ¿Cuánto deseas encontrar una solución? ¿En que acciones enfocas tus pensamientos?

Ahora volvamos a tu realidad actual, ¿cuánto deseas el peso ideal? ¿En que acciones enfocas tus pensamientos?

Y si además de tus ganas de conseguir el peso ideal para siempre, tienes una gran herramienta que te ayuda para que lo consigas más fácilmente, ¿no crees que te ayudaría en tu actitud positiva?

Esa poderosa herramienta está en tu  mente, es tu inconsciente.

Si la pones a trabajar a tu favor, a conseguir el peso ideal para siempre, en lugar de dejar que tus actuales hábitos continúen dirigiendo tu vida, los resultados llegarán casi sin darte cuenta.

Es así como funciona nuestro método, usando las técnicas que te permitan cambiar tus hábitos inconscientes, así el peso ideal será mucho más fácil de conseguir y lo podrás conservar de forma permanente. 

Si prefieres ver el vídeo de este artículo está aquí abajo:

cual es el peso ideal