Cuando algo no nos gusta o nos hace daño lo ideal es CAMBIAR, aunque no siempre resulta sencillo.

Mantenernos en esa emoción negativa nos causa estrés, tanto consciente como inconsciente. Y eso puede tener consecuencias importantes en la salud física y psíquica.

Pero casi siempre hay «algo» que nos paraliza, nos mantiene inmóviles, nos impide actuar, cambiar lo que no nos gusta o nos daña.

¿Qué crees que  te impide cambiar lo que no deseas en tu vida? ¿Porqué no tienes el peso ideal?