Cuando algo no nos gusta o nos hace daño lo ideal es CAMBIAR, aunque no siempre resulta sencillo.

Mantenernos en esa emoción negativa nos causa estrés, tanto consciente como inconsciente. Y eso puede tener consecuencias importantes en la salud física y psíquica.

Pero casi siempre hay «algo» que nos paraliza, nos mantiene inmóviles, nos impide actuar, cambiar lo que no nos gusta o nos daña.

¿Qué crees que  te impide cambiar lo que no deseas en tu vida? ¿Porqué no tienes el peso ideal?

Suponemos que tenemos el control de nuestras vidas, que manejamos nuestros proyectos, que decidimos sobre todo, cuando en realidad  nuestra mente funciona de modo inconsciente en más de un 80%.

Lo más probable es que tu inconsciente sabotee los intentos de cambiar tu vida. Hagamos que cambie nuestra «programación» para que funcione lo que deseemos cambiar. ¿SER delgada para siempre, por ejemplo?

El primer paso es reconocer que algo no funciona y tomar la decisión de trascender, de pasar a otro «estado emocional».

Es un paso difícil pero muy importante. Requiere que estemos dispuest@s a modificar nuestra vida actual, y eso asusta.

Porque no cambiar significa continuar enredad@s en los mismos conflictos que ahora, con nuestras quejas y lamentos. Es decir, alimentando el estado emocional que nos  mantiene en lo que no funciona. Puedes revisar artículos anteriores sobre estos temas de las emociones, el inconsciente, etc…

También es cierto que con desear no basta, hay que acompañar los sueños con acciones coherentes. Este es el segundo paso importante si deseamos cambiar nuestra situación actual.

Me refiero a realizar acciones que nos lleven por el camino que nos haga sentirnos bien interiormente. No significa hacer cosas que no queremos, sino que aunque al principio nos cueste un poco sabemos que son positivas para nuestra salud.

En coherencia significa que nuestro inconsciente esté de acuerdo con el consciente. Es decir, que las decisiones que tomamos no choquen con nuestras creencias y valores guardadas en nuestro poderoso inconsciente. De no ser así volveremos a ser saboteados y no conseguiremos cambiar nada, nuestras acciones caerán en saco roto.

Cambiar los hábitos requiere de un poco de paciencia, lo interesante es encontrar otros nuevos que no supongan un esfuerzo desproporcionado y lo dejemos antes de conseguirlo.

En estos casos un poco de ayuda siempre viene bien. Nosotros tenemos una propuesta que puede interesante en nuestra página: Peso Ideal. En ella encontrarás mucha información antes de tomar la decisión que te lleve a cambiar y conseguir tu sueño de un peso ideal para siempre.